Garoé

De EnciclopediaGuanche
Saltar a: navegación, buscar

Destacado.jpg

El Garoé fue el árbol sagrado de los Bimbaches, antiguos habitantes de El Hierro, en las Islas Canarias así como uno de sus símbolos.

Incluso el escudo de El Hierro recoge un árbol con su copa rodeada de nubes del que caen gotas de agua. Debido a su situación elevada, donde descargan los vientos alisios, el agua de las nubes se condensa en las ramas de los árboles y se precipita al suelo en forma de lluvia horizontal. Este fenómeno se produce en todas las cumbres de Canarias. La leyenda dice que el Garoé era un gran laurel que aseguraba la vida de los Bimbaches proporcionándoles agua en cantidades suficientes para sobrevivir. A él acudían los bimbaches para llenar sus zurrones de agua que luego serían transportados a los poblados de todos los puntos de la isla. Destacado.jpg


Una de las muchas leyendas cuenta que el agua proveniente del árbol era conducida a un agujero desde el cual los bimbaches podían proveerse de la misma. Fue de esta forma como lograron rechazar la invasión castellana durante un cierto período de tiempo.

El árbol original se cayó por culpa de una tormenta en 1610. El monje español Abreu y Galindo relató haberlo visto con sus propios ojos. En 1957 se colocó otro laurel en el emplazamiento original del Garoé, que ha ido creciendo con el paso del tiempo y actualmente se encuentra rodeado por musgo. Las nubes siguen chocando con las cumbres herreñas y en los días de niebla espesa se puede observar el fenómeno de la lluvia horizontal. Como ocurre con todas las leyendas, el Garoé ha quedado en la conciencia herreña como un árbol sagrado capaz de proveer de agua a la isla y como símbolo de salvación ante el peligro.

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Imprimir/exportar
Enlaces