Lava

De EnciclopediaGuanche
Saltar a: navegación, buscar

La lava es magma que ha alcanzado la superficie. A diferencia del magma solidificado lentamente (caso de las rocas plutónicas como el granito), cuyos cristales suelen distinguirse a simple vista (textura fanerítica), los cristales de la lava solidificada (roca volcánica) no se distinguen a simple vista (textura afanítica o vítrea, caso de la obsidiana). Su temperatura oscila entre los 700° C (1.300° F) en la lava fresca y puede llegar hasta los 1.200° C (2.200° F)

A pesar de su alta viscosidad, unas 100.000 veces la del agua, puede fluir recorriendo largas distancias antes de enfriarse y solidificarse.

Al solidificarse, la lava forma rocas ígneas. El término "lava fluida" se refiere a la formación solidificada, mientras que la que aún tiene roca fundida se denomina "lava fluida activa". La palabra 'lava' proviene del italiano y deriva del latín labes que significa caída, declive, o penetrar. El término fue usado por vez primera para referirse a la expulsión de magma por Francesco Serao en una pequeña nota sobre la erupción del Vesuvio que ocurrió entre el 14 de mayo y el 4 de junio de 1737.

Contenido

Composición

En general, la composición de la lava determina su comportamiento más que la temperatura que hay durante la erupción. Las rocas ígneas que forman las coladas se pueden clasificar químicamente en tres tipos: félsica, intermedia y máfica. Aunque estas clases son principalmente químicas, su composición tiende a correlacionarse con la temperatura del magma, su viscosidad y la forma de erupción.

Las lavas félsicas, como la riolita y dacita aparecen a menudo relacionadas con erupciones estrombolianas, típicamente de domos de lava y coladas laminadas, y se asocian con depósitos de piroclastos y tobas. Las lavas félsicas son extremadamente viscosas. Esto está causado principalmente por su composición química, rica en silicio, aluminio, potasio, sodio, y cuarzo, formando un liquido polimerizado rico en feldespato y cuarzo, que es por tanto mucho más pegajoso que otros tipos de magma. Los magmas félsicos pueden entrar en erupción a temperaturas bajas, como 650 o 750 grados Celsius.

Las lavas intermedias son más pobres en aluminio y silicio, y normalmente algo már ricas en magnesio y hierro. Forman domos de andesita y coladas laminadas. Se asocian con erupciones estrombolianas. Son más calientes que las lavas félsicas (de unos 750 a 950 grados Celsius) y tienden a ser menos viscosas. Las altas temperaturas destruyen los enlaces de los polímeros que hay en el magma, provocando un comportamiento más fluido y una mayor tendencia a formar fenocristales. A mayor proporción de hierro y magnesio, tienen una matriz más oscura, y también ocasionalmente fenocristales de anfíbol o piroxeno.

Las lavas máficas se caracterizan por su alto contenido en basalto, con erupciones que superan los 950 °C El magma basáltico es rico en hierro y magnesio, con bajas tasas de aluminio y silicio, lo cual ebn conjunto reduce el grado de polimerización en la fusión. Debido a las altas temperaturas, la viscosidad es relativamente baja, aunque sigue siendo miles de veces más viscoso que el agua. El bajo grado de polimerización y las altas temperaturas favorecen su difusión química, por lo que es normal ver grandes fenocristales bien formados en lavas máficas. Los volcanes basálticos tienden a formar volcanes en escudo, según su fluido magma tiende a formar finas coladas ampliamente distribuidas.

Las lavas ultramáficas, como las komatiitas y los magmas ricos en magnesio que forman bonitita, tienen su composición y temperaturas de erupción extremas. Las komatiitas contienen sobre un 18% de óxido de magnesio, y se cree que la erupción se produjo a unos 1600 °C. A esta temperatura no hay polimerizción de los compuestos del mineral, creando un líquido de gran mobilidad con una viscosidad tan baja como la del agua. La mayoría, sino todas las lavas ultramáficas se remontan como mínimo al proterozoico, con unos pocos magmas ultramáficos del fanerozoico. No se sabe de lavas komatíticas modernas, ya que el manto de la Tierra se ha enfriado demasiado como para producir magmas muy ricos en magnesio.

Tipos de coladas

Las tres formas principales que toman los flujos de lava son: aa o escoriácea, pahoehoe o cordada, y lavas almohadillada. Las siguientes son diferentes tipos de lavas basálticas:

'A'ā

Aa (del Hawaiano 'A'ā, que significa "pedregosa con lava áspera", pero también "quemar" o "fuego") es uno de los tres tipos básicos de lava fluida. Las lavas Aa están caracterizadas por su superficie irregular, resultante de la pérdida rápida de gases. Está compuesta por bloques de lava fragmentados designados de clinker. Es un tipo de lava basáltica que tiene una superficie de bloques ásperos y desiguales, y rugosidades. Las coladas de lava aa avanzan lentamente a una velocidade de 5 a 50 metros por hora. valor escaso que contribuye a su aspecto caótico: a tan escasa velocidad, la superficie se enfría parcialmente y al ser empujada por la lava aún candente que tiene debajo, se agrieta y deforma. A su superficie fría y fragmentada por la salida de gases que producen numerosos poros y vesículas.

La superficie de una colada de lava Aa es suelta, fragmentada y rugosa, con forma de sierra, lo que hace difícil caminar sobre ella cuando está solicitada (naturalmente, no es recomendable intentar caminar sobre lava no solidificada). La superficie de clinker cubre un núcleo macizo de la colada que fue la zona más activa durante el movimiento de la colada. En el frente de las coladas de tipo Aa los fragmentos se enfían, se unden en dirección a la base y son cubiertos por la colada que avanza. Esto lleva a la formación de dos capas de fragmentos solidificados: una de base y otra en la ruta de la colada. En las coladas a'ā es común que haya bolas de lava acumulada de hasta 3 m (10 pies). Las lavas de tipo Aa son generalmente más viscosas que las de tipo pāhoehoe, las cuales se pueden convertir en Aa si el flujo de lava se vuelve turbulento debido a la presencia de obstáculos en el terreno.

Pāhoehoe

Pahoehoe (del Hawaiano pāhoehoe, que significa "suave") o encordada son generalmente coladas de lavas basálticas. Presenta rugosidades que se asemejan a cuerdas, lo que le da el nombre de lava cordada; también se las llama lavas en tripa, aunque posiblemente sea el término hawaiano pāhoehoe el que más se usa en su nomenclatura internacionalmente. Su superficie una vez solidificada es ondulada, encordonada e incluso lisa. Estas superficies se deben al movimiento muy fluido de la lava bajo una corteza que se va coagulando. Las coladas de este tipo avanzan como una serie de pequeños lóbulos y dedos que rompen continuamente la superficie enfriada. También forma tubos de lava, donde la pequeña pérdida de calor mantiene su viscosidad baja. La textura de la superficie de las coladas de tipo pahoehoe es muy variable, presentando varias formas a menudo descritas como esculturas de lava. Según se alejan del origen, las coladas pāhoehoe pueden pasar a ser 'a'ā por una pérdida de calor y su consecuente aumento de viscosidad. La textura redondeada hace al pāhoehoe un mal reflector del radar y es difícil de ver desde un satélite orbital.



Lava almohadillada

Son lavas basálticas solidificadas en un ambiente subacuático. Tienen una apariencia que se asemeja a almohadas apiladas. Esta denominación se debe a su sección aproximadamente esférica, semejante a almohadas. Las lavas en almhada se forman en las profundidades del marinas, pero también cuando las lavas subaéreas que se deslizan por las vertientes entran en contacto con el mar, ríos o lagos. La lava viscosa obtiene una corteza sólida de forma inmediata al entrar en contacto con el agua, la cual se rompe y rezuma más almohadas según llega más lava de la colada. Las superficies vítreas de estas lavas no son lisas, presentan grietas, arrugamentos y estrías lineares, muchas de las cuales se cortan en ángulo recto. Las lavas en almohada pueden encontrarse con una enorme variedad de formas, incluyendo bulbosas, esféricas, achatadas, alongadas y tubulares, variando su diámetro de varias decenas de centímetros a varias decenas de metros: No obstante, su tamaño típico va de 0,5 a 1 metros. El interior de las lavas en almohada se enfría más lentamente que la cobertura exterior vítrea y por ello es más cristalino. La cristalización de tasas de crecimiento progresivamente más lentas en dirección al interior produce una considerable variedad de texturas en las rocas.

Puesto que la mayoría de la superficie de la Tierra está cubierta de agua y la mayoría de los volcanes están situados cerca (o debajo) de ella, este tipo de lava es muy común.

Tipos de formaciones

Debido a su formación a partir de roca viscosa fundida, las erupciones y coladas de lava crean formaciones distintivas y características topográficas especiales, desde el nivel macroscópico al microscópico.

Volcanes

 Artículo principal: Volcán

Los volcanes son la primera formación creada por la erupción de lava y pueden ser de muchos tipos, desde volcanes lisos y superficiales de basalto hasta hasta laderas de ceniza escalonada y conos de lava típicos de andesita y riolita.

Los volcanes pueden formar calderas si el cono se colapsa hacia dentro formando un cráter. Estas características a menudo forman lagos en el mismo, formando luego la lava en él una isla que es el nuevo cono.

Domos de lava

Los domos de lava son una masa de lava cuya viscosidad le impide descender por los flancos del volcán y que se acumula en lo alto de la chimenea de alimentación. Los bordes de los domos tienen generalmente flancos muy abruptos y a menudo se hayan en zonas inestables.


Tubos de lava

 Artículo principal: Tubo de lava

Los tubos de lava o tubos volcánicos son túneles formados en el interior de coladas lávicas mientras ésta fluye.

La superficie de la colada, al entrar en contacto con el aire (que está mucho más frío) se solidifica creando un excelente aislante térmico para que el flujo de lava líquida pueda mantener su temperatura en el subsuelo. Esto es un mecanismo muy corriente en la mayoría de coladas basálticas, y permite a la lava alcanzar distancias elevadas, llegando incluso a desaguar en el mar habiendo fluido únicamente por el interior del tubo.

Cascadas y fuentes de lava

Las erupciones de lava son afectadas en ocasiones por peculiaridades que les producen mayor grandeza. Hahabido casos donde la corriente de lava se ha precipitado por un precipicio de gran altura, produciendo una cascada resplandeciente superando (en anchura y descenso perpendicular) a las Cataratas del Niágara. En otros casos la lava, en lugar de fluir hacia abajo por la ladera de la montaña, ha subido primero hacia arriba en forma de fuente cientos y cientos de metros .



Lagos de lava

En casos excepcionales, un cono volcánico puede llenarse de lava pero sin entrar en erupción. La lava que llena la caldera se conoce como un lago de lava. Los lagos de lava no suelen durar muchos, o bien retornan a la cámara magmática una vez la presión disminuye (por haber liberado los gases por la caldera) o bien entrando en erupción en coladas de lava o erupciones de piroclastos.

Hay únicamente unos pocos sitios en el mundo donde existen lagos permanentes de lava. Entre ellos están:

  • Monte Erebus, Antártida
  • Volcán Kilauea, Hawaii
  • Erta Ale, Etiopía
  • Monte Nyiragongo, República del Congo

Composición de las rocas volcánicas

Las rocas formadas a partir de lava volcánica forman las rocas volcánicas, de la familia de las rocas ígneas (formadas a partir de magma), donde también están las rocas plutónicas o intrusivas.

Las rocas formadas por la lava de distintos volcanes, difieren mucho en su apariencia y composición. Si una colada riolítica se enfrió rápidamente, puede convertirse en obsidiana. Si queda con burbujas de gas, la misma lav apuede formar pumita. En cambio, enfriándose lentamente, forma la riolita.

Lavas inusuales

Existen tres tipos inusuales de rocas volcánicas provenientes de erupciones:

  • Las lavas carbonatítica y natrocarbonatítica han aparecido en el volcán Ol Doinyo Lengai de Tanzania, que es el único ejemplo de volcán carbonítico activo.
  • Se han encontrado lavas sulfurosas en Chile y el Perú.
  • Se cree que lavas de óxido férrico son el origen del mineral de hierro de Kiruna, Suecia, provenientes de una erupción en el Proterozoico, y se asocian en Chile con rocas ígneas altamente alcalinas.
Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Imprimir/exportar
Enlaces