Mercedes Pinto

De EnciclopediaGuanche
Saltar a: navegación, buscar

Mercedes Pinto (San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), 12 de octubre de 1883 – México D.F., 21 de octubre de 1976) fue una escritora, dramaturga, oradora y periodista.

Contenido

Resumen

Nació en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna Tenerife en 1883, en el seno de una familia culta y acomodada —su padre fue el escritor y crítico literario Francisco María Pinto, que murió cuando Mercedes tenía dos años— fue conocida, desde muy joven, como la poetisa canaria. En 1909 contrajo matrimonio con el capitán de la Marina Juan de Foronda y Cubillas, con quien tuvo tres hijos. Tras unos años complicados, marcados por la locura que padecía su esposo, consiguió internar a éste en una clínica psiquiátrica y se trasladó a Madrid. Allí conoció a Rubén Rojo, que sería su segundo marido y con quien tuvo dos hijos más. En 1924 las circunstancias políticas del país la hacen abandonar España con dirección a Montevideo. Conocida por su primer libro de versos, sus actividades políticas, sus ideas feministas y por una polémica conferencia pronunciada en la Universidad Central de Madrid (El divorcio como medida higiénica), el resto de su obra literaria (novelas, poesía, teatro y una amplia producción periodística) se irá desarrollando en los distintos países de Hispanoamérica donde residió hasta su muerte en 1976.

Biografía

Su vida en España

Antes de finalizar el siglo XIX, con apenas 14 años, ya había obtenido galardones en diferentes concursos de ámbito regional, motivo por el cual era conocida como la poetisa canaria.

En los años 20 llegó a Madrid donde estableció amistad, entre otros, con Ortega y Gasset y Carmen de Burgos. En ese entonces comenzó su colaboración con reputados diarios y revistas españoles como Prensa Gráfica, La Acción, o Lecturas, siendo igualmente secretaria de la revista Los Ciegos. En 1921 publica su primer libro de versos, Brisas del Teide. También en esa época inició su labor como conferenciante y feminista en la Liga Internacional de Mujeres Ibéricas e Hispanoamericanas que presidía su amiga Carmen de Burgos.

Exilio en Uruguay

El hecho que marcó su trayectoria y su ulterior peregrinaje fue la innovadora ponencia que el 25 de noviembre de 1923 leyó en la Universidad Central de Madrid: El divorcio como medida higiénica, razón por la cual fue desterrada a Bioko por orden del dictador Primo de Rivera. Informada de la orden de destierro, decidió exiliarse junto con Rubén Rojo y sus hijos en Uruguay. En ese viaje, su hijo Francisco de tan sólo 15 años falleció a causa de una grave enfermedad.

En Uruguay, donde pudo casarse legalmente, dispuso de cargos especiales en el Gobierno, siendo la primera mujer oradora del gabinete. Fundó en su propia casa la Casa del Estudiante para la promoción cultural de las clases populares, donde contó con invitados de la talla de Rabindranath Tagore, Luigi Pirandello o Alfonsina Storni. Además inició la revista Vida Canaria. En ese tiempo (1926) escribió su novela más conocida, Él, que fue adaptada por Luis Buñuel al cine el año 1952, y otras obras como Cantos de muchos puertos o Un señor cualquiera, estrenada esta última en el Teatro Solís de Montevideo en 1930. Asimismo trabajó en revistas como Mundo Uruguayo y en el diario El Día. También en la capital uruguaya creó su propia compañía de teatro, la Compañía Teatral de Arte Moderno, en la que figura como asesora literaria y directora artística y en la que debutan en el mundo de la interpretación todos sus hijos: Ana María y Pituka de Foronda, y Rubén y Gustavo Rojo. Este sería el punto de partida de una larga gira que la lleva a recorrer diferentes naciones de suramérica. Desplazamientos profesionales que compagina con su actividad como pedagoga: invitada por el Gobierno paraguayo para la celebración de las fiestas de la Independencia participa como conferenciante en un evento que tiene lugar en la Universidad de Asunción; en Argentina imparte unas jornadas sobre el tema de la mujer en la Universidad Nacional de Tucumán; en Bolivia sigue llevando a cabo distintas campañas de educación popular paralelas a las representaciones de su compañía teatral.

Periplo por otros países hispanoamericanos

En 1933 se trasladó con su familia a Chile, donde conoció a Pablo Neruda quien impresionado por la personalidad de la canaria le dedicaría unos versos. Fue en este país donde publicó también su segunda novela, Ella, en 1934. Desde 1935 hasta 1943 residió en Cuba, donde efectuó una ingente tarea en defensa de la República Española y ocupó el puesto de Educadora de Conferencistas. También en la isla caribeña alzó la voz en favor del pueblo judío intentando solidarizar a la población cubana con los refugiados que llegaban huyendo de la barbarie nazi. Finalmente, en 1943, recién fallecido su segundo esposo, se instaló en México de forma definitiva donde sus hijos (Pituka de Foronda y Rubén y Gustavo Rojo) comenzaron su carrera en el cine mexicano. En todos estos lugares (Chile, Cuba y México) Mercedes desarrolló una intensa actividad como oradora y dramaturga, declarándose como una gran defensora de los derechos de las mujeres, la clase obrera, y la modernización de la educación. En 1953 participó en un ciclo sobre Arte Contemporáneo que se desarrolló en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife. También residió algunas temporadas en Madrid, pues sus hijos varones empezaban a intervenir en el cine español, incluso ella apareció, como artista invitada en dos producciones cinematográficas: El coleccionista de cadáveres (Santos Alcocer, 1966) y Días de viejo color (Pedro Olea, 1967). A pesar de estas visitas esporádicas nunca permaneció mucho tiempo en la España franquista. Hasta el momento de su muerte mantuvo una intensa actividad periodística, publicando sus últimas colaboraciones en el suplemento Los Jueves de Excelsior. Mercedes Pinto murió en México D.F. el 21 de octubre de 1976, a la edad de 93 años. Los versos que en su día le dedicara Pablo Neruda son hoy el epitafio de su tumba en el Panteón Jardín de México.

Principales obras

  • Obras teatrales: “Un señor cualquiera” (1930), “Silencio” (1929), “Una mujer, Ana Rosa” (1932).
  • Poemarios: “Brisas del Teide” (1921), “Cantos de muchos puertos” (1940), “Más alto que el águila” (1968);
  • Ensayo: “La emoción de Montevideo” (1949)
  • Novelas: “Él” (1926), “Ella” (1934), “El alma grande del pequeño Juan” (1950)
  • Artículos periodísticos y conferencias.

Fuentes

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Imprimir/exportar
Enlaces