Acciones

Catedral de San Cristóbal de La Laguna

De Enciclopedia Guanche

(Redirigido desde «Catedral de La Laguna»)
Fachada de la Catedral de La Laguna

La Santa Iglesia Catedral de San Cristóbal de La Laguna, en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna en la isla de Tenerife, es una catedral neogótica en su cuerpo principal, y neoclásica en la fachada, sede de la Diócesis de Tenerife, dependiente de la archidiócesis de Sevilla. En la catedral está la sede de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, advocación mariana a la cual está consagrada la catedral. En este templo reposan los restos de Alonso Fernández de Lugo, conquistador de la isla y fundador de la ciudad, apodado "El Adelantado".

La catedral se encuentra en el casco histórico de la ciudad de La Laguna, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999, por la UNESCO.

Historia[editar]

En 1511 se levanta, en el actual emplazamiento (Plaza de Fray Albino) una ermita, que se sustituirá, en 1515 por una construcción mayor, dedicada a la Virgen de los Remedios, de estilo mudéjar, cuya torre es erigida en 1618. El templo se convierte en Catedral en 1819, cuando se establece en La Laguna la nueva diócesis. La fachada, neoclásica, data de 1825 y la estructura actual se construye entre 1904 y 1916 y es de estilo neogótico. En su interior destaca el púlpito de mármol italiano de Carrara y también parte del conjunto del Retablo de Mazuelos. Sobresalen además obras de gran valor de Cristóbal Hernández de Quintana, Luján Pérez y Fernando Estévez. La catedral, construida con una estructura de hormigón, fue uno de los primeros edificios en España en que se utilizó este material que actualmente se usa extensivamente en todo tipo de edificios. Sin embargo, al ser pionera en este campo, la tecnología no estaba demasiado desarrollada, por lo que tiene numerosos defectos que han llevado a que se hayan tenido que acometer cuantiosas obras de reparación y mejora. La imagen del Santísimo Cristo de La Laguna se traslada cada año hasta esta catedral, donde permanece unos días con motivo de sus fiestas de septiembre.

En la época en la que fue construida y consagrada como catedral, la capitalidad de la isla estaba en la ciudad de La Laguna, al igual que la sede diocesana que aún permanece en esta ciudad. De ahí el hecho de que la catedral se encuentre en esta ciudad y no en la actual capital de la isla (Santa Cruz de Tenerife). La imagen del Santísimo Cristo de La Laguna se traslada cada año hasta esta catedral, donde permanece unos días con motivo de sus fiestas de septiembre y también en Semana Santa.

Las estancias de la Virgen de Candelaria en la catedral[editar]

La imagen de la Virgen de Candelaria (Patrona de Canarias) ha visitado la catedral en numerosas ocaciones, como la de 1964, la última fué en 1997 cuando visitó por quince días esta ciudad. Hasta antes de la creación de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna era habitual que la virgen en sus visitas a la ciudad de La Laguna se hospedase en la Iglesia de la Concepción de dicha ciudad (que es además la iglesia más antigua de la ciudad), hasta que tras la creación de la diócesis empezó a hospedarse en la catedral, aunque hubo épocas en la que visitaba ambos templos como en el ya citado año de 1964 (año en que visitó todos los templos y municipios de la isla). La última visita de la Virgen de Candelaria a La Laguna se produjo en mayo de 2009 (siendo la primera visita del siglo y del milenio a la "Ciudad de los Adelantados"), si bien en esta ocación la imagen se hospedaría nuevamente en la Iglesia de La Concepción por estar la Catedral de La Laguna en obras de restauración. Se prevee que para el próximo traslado a La Laguna de la patrona (en 2023) la Virgen de Candelaria entre de nuevo a esta Santa Iglesia Catedral Nivariense.

Retablo de la Virgen de los Remedios[editar]

El elemento más destacado del interior de la catedral, es el retablo o altar de Nuestra Señora la Virgen de los Remedios, Patrona de la ciudad de La Laguna y advocación mariana a la cuál está consagrada la catedral. La imagen viste ricos mantos y se encuentra en un trono de baldaquino de plata, con el sol de ráfagas y la media luna a sus pies. La Virgen lleva en sus manos al niño Jesús. Le acompañan otros dos santos: San Fernando Rey y Santa Isabel de Portugal. Este copatronazgo tiene un doble significado: de una parte, la vinculación del territorio a la Archidiócesis de Sevilla, al configurarse como obispado dependiente de la misma, y de otro se relaciona con los reyes que aprobaron la creación de la diócesis: Fernando VII, a través de su Real Auxiliatoria de 1819, y su esposa, la reina doña Isabel de Braganza.

Otros retablos y vidrieras[editar]

El copatronazgo de San Juan Bautista ofrece la otra variante para la elección de protectores, en la etapa posterior a la conquista. En 1582, como consecuencia de una epidemia de peste bubónica que asoló la ciudad, el Cabildo civil lo eligió como patrono y abogado de la peste, pero su conmemoración cayó pronto en el olvido. Cuatro ventanales siguientes, de trazado bastante más simple, son bíforas, semejantes a las otras dos que abrían el espacio del crucero. El inmediato al ventanal dedicado a la Virgen está cubierto con San Joaquín y Santa Ana, lógicamente unidos a los ciclos marianos. De hecho, se encontraban presentes en la primitiva fábrica, en torno a 1590, acompañando a la Virgen en la capilla de Ntra. Sra. de la Luz.

Figura del mismo modo unida al ciclo mariano es San José. En el segundo rompimiento de este ventanal aparecería San Antonio de Padua, incluido en este lugar por haberse puesto la obra de la nueva catedral bajo su protección. Girando ahora al lado de San Cristóbal, se presentarían a San Pedro y San Pablo y, a continuación, San Plácido y San Roque, copatronos menores de la ciudad. Curiosamente San Roque, abogado de los apestados, no tiene en exclusiva, la intercesión de esta enfermedad en La Laguna. En dicho centro se reconoce como patrón del gremio de mamposteros, de modo que en los libros de la ermita se inscriben los alarifes de la ciudad. El antiguo templo de los Remedios conservó hasta su demolición un altar en el trascoro dedicado a San Roque donde dos beneficiados celebraban su fiesta. Como consecuencia, será elegido como abogado en la erección de la catedral neogótica.

El copatronazgo de San Plácido debe relacionarse más bien con el azar. en 1607 la isla se verá invadida y esquilmada por una plaga de langosta africana. En una última ventana dejó constancia de los personajes que tuvieron contactos directos con Canarias, a través de Pedro de San José Betancur, fundador de la orden Bethlemita que, por lo demás, nunca pudo afincarse en Canarias, y originario del pueblo tinerfeño de Vilaflor, y el padre Claret. En cuanto a la representación iconográfica, la mayoría de las imágenes se representa con sus atributos convencionales. Así, las rosas de Santa Isabel, el hábito del peregrino de Santiago el Mayor, el perro y la escudilla para San Roque, Santa Ana enseñando a leer a su hija y su esposo con el hábito de rabino y cayado, San Antonio con el niño en los brazos, la barca para San Pedro, etc. También se encuentra un icono de la Virgen de Guadalupe (Patrona de México).

En el interior de la catedral también se encuentra la imagen del Santísimo Cristo de Los Remedios (imagen "gemela" del Cristo de La Laguna).

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

El contenido de esta página sobre arquitectura necesita ser ampliado y mejorado.
Haciéndolo ayudarás a mejorar la enciclopedia.
Puedes ayudarte con la Wikipedia.