Acciones

Fauna de Canarias

De Enciclopedia Guanche

Timanfaya, en la isla de Lanzarote. Declarado Parque Nacional en 1974, alberga una interesante microfauna endémica que habita un paraje de apenas tres siglos de antigüedad.

La fauna de las islas Canarias presenta una compleja diversidad debido a dos factores determinantes. Por un lado la propia insularidad, fenómeno que repercute en el número de endemismos, algo bien sabido en casos famosos como las islas Galápagos, Madagascar o Nueva Zelanda. En el caso canario además hay que destacar la inclusión del archipiélago dentro de la Macaronesia, región de carácter volcánico especialmente rica en una microfauna de especies y subespecies endémicas.

Por otro las variedades climatológicas y paisajísticas dadas dentro de las islas Canarias repercuten en esa diversidad zoológica. Así, las islas más orientales, Lanzarote, Fuerteventura, Lobos, el archipiélago Chinijo, poseen espacios con hábitats semidesérticos e influenciadas por la presencia cercana del Sáhara. Bien diferentes son las islas más occidentales, que albergan bosques de pino canario y laurisilva debido a la inluencia climática de los vientos alisios. En general, y dejando a un lado los endemismos, las especies presentes son propias del Mediterráneo y el Norte de África.

La transformación económica y demográfica de las últimas décadas en las islas ha repercutido en el medioambiente insular. Un buen número de reptiles, aves y mamíferos endémicos se encuentran amenazados de extinción; diversos planes de protección, reproducción y conservación intentar evitar su total desaparición. También la creación de parques nacionales y otros espacios protegidos contribuyen a la perpetuación de especies que no se encuentran fuera de las islas.

Invertebrados[editar]

Peces[editar]

Anfibios y reptiles[editar]

Lagarto en La Gomera
Búho chico
Arruí

Entre los escasos anfibios cabe citar a la ranita meridional o la Rana perezi.

Son sin embargo los reptiles los que aportan los endemismos canarios más significativos. Destacan las especies de perenquén (Tarentola delalandii, Tarentola gomerensis, Tarentola boettgeri) y los lagartos del género Gallotia: lagarto tizón, lagarto de Haria, lagartos gigantes de La Gomera y El Hierro...

Aves[editar]

Son las aves junto con los reptiles las que más especies endémicas aportan a la fauna canaria: mosquitero canario (Phylloscopus canariensis), paloma rabiche, paloma turqué, reyezuelo de Tenerife, tarabilla canaria; otras son endémicas de la Macaronesia: vencejo unicolor, bisbita caminero; otras, ampliamente extendidas por Asia y África, sólo se encuentran en terriorio español en las islas más orientales, como la hubara o el corredor.

Un caso especial dentro de la fauna autóctona de las islas es el canario, pájaro que durante toda la Edad Moderna se extendió por todo el mundo como ave de canto.

Entre las rapaces cabe señalar la presencia de falcónidos como el cernícalo vulgar, el halcón peregrino, el endémico halcón tagarote; también pueblan las islas el búho chico, la lechuza, el ratonero (con la subespecie endémica B. b. insularum), el milano negro, el gavilán, y el águila pescadora. Los carroñeros tienen como único representante al guirre.

Mamíferos[editar]

Entre los mamíferos endémicos hay que destacar la presencia del orejudo canario (Plecotus teneriffae) o las musarañas (Crocidura osorio, crocidura canariensis).

Especies extintas[editar]

Especies introducidas[editar]

A lo largo de su Historia, las islas Canarias han visto cómo el hombre ha ido introduciendo diversas especies foráneas cuya presencia ha supuesto un claro impacto para la fauna autóctona. Antes de la conquista castellana de las islas en los ss. XIV-XV, los pueblos aborígenes, dedicados fundamentalmente al pastoreo, habían introducido cabras, cerdos y perros desde el Norte de África, lo que provocó un primer impacto entre la fauna endémica. Los castellanos a su vez introdujeron el ganado vacuno y caballar. Más recientemente, se intridujo el muflón y, en los años 70 del siglo XX, se ha introducido el arruí en La Palma con fines cinegéticos, introducción polémica puesto que su presencia en la Caldera de Taburiente pone en peligro a la flora autóctona. Más recientemente, la moda de tener como mascota a un animal exótico (iguanas, serpientes, galápagos...) ha producido la aparición de diversas especies invasoras.

Espacios protegidos[editar]

Reserva de la Biosfera: Los Tilos, La Palma

Existen numerosos ejemplos de espacios protegidos por toda la geografía insular: Güi-Güi, Los Tilos, Anaga, Cumbre Vieja, islote de Lobos... si bien los más destacados son los parques nacionales del Teide, Caldera de Taburiente, Garajonay y Timanfaya, verdaderos santuarios para ciertas especies canarias.

Véase también[editar]

Engranajes

Uno o más editores están trabajando actualmente en extender este artículo. Es posible que, a causa de ello, haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor, antes de realizar correcciones mayores o reescrituras, contacta con ellos en su página de usuario o la página de discusión del artículo para poder coordinar la redacción.